Licencias. (Reparación VS Remodelación)

Una de las preguntas más comunes que atormenta el proyecto de reforma en cualquier vivienda.

¿Debo solicitar licencia de remodelación o construcción?

 

Para esto, lo primero que debes conocer son las siguientes palabras: REMODELACIÓN Y REPARACIÓN.

Suena fácil, y por supuesto lo es. Solo debes tener claro los conceptos ya que de allí radica el objetivo real de tu proyecto de obra. Esto es importante ya que según las normas urbanísticas se analiza el tipo de modificación, mejora o reparación locativa y se determina su necesidad de licencia.

 

 

OBRAS QUE REQUIEREN LICENCIA URBANÍSTICA

«Cuando se va a realizar una construcción es preciso verificar si se requiere licencia urbanística, que consiste en una autorización previa para adelantar obras de construcción y demolición de edificaciones expedida por el curador urbano o la autoridad municipal competente, en cumplimiento de las normas urbanísticas y de edificación adoptadas en el Plan de Ordenamiento Territorial, en los instrumentos que lo desarrollen o complementen, en los Planes Especiales de Manejo y Protección (PEMP) y en las leyes y demás disposiciones que expida el Gobierno Nacional.

 

Tratándose de inmuebles construidos se requiere licencia para reforzarlo, modificarlo, ampliarlo o adecuarlo a otro uso; igualmente para el cerramiento de cualquier inmueble.

 

Existen diferentes clases de licencias urbanísticas, entre ellas, la de urbanización, parcelación, subdivisión, construcción, intervención y ocupación del espacio público.

 

Por su parte, la licencia de construcción es la autorización para adecuar un predio con edificaciones o construcciones a la reglamentación vigente. Esta licencia se debe obtener en caso de:

 

 

OBRA NUEVA: Es la autorización para desarrollar obras en un terreno no construido.

 

AMPLIACIÓN: Es la autorización para aumentar el área construida en edificaciones ya existentes que tengan licencia de construcción.

 

ADECUACIÓN: Es la autorización para cambiar el uso de una edificación o parte de ella, sin alterar la construcción original.

 

MODIFICACIÓN: Es la autorización para cambiar el diseño arquitectónico o estructural de una edificación ya existente sin aumentar el área construida.

 

RESTAURACIÓN: Es la autorización para desarrollar obras con el fin de recuperar y adecuar una edificación declarada como bien de interés cultural o parte de ella, manteniendo su uso original o permitiendo el desarrollo de otro garantizando su conservación.

 

DEMOLICIÓN: Es la autorización para derribar total o parcialmente una o varias edificaciones existentes en uno o varios predios. Esta modalidad de licencia deberá tramitarse de manera simultánea con otra modalidad.

 

CERRAMIENTO: Es la autorización para encerrar de manera permanente un predio de propiedad privada.

 

 

OBRAS QUE NO REQUIEREN LICENCIA

 

Por otra parte, NO se requiere licencia cuando se trate de obras de mantenimiento o de reparaciones locativas.

 

Se entiende por reparaciones o mejoras locativas aquellas obras que tienen como finalidad mantener el inmueble en las debidas condiciones de higiene y ornato sin afectar su estructura portante, su distribución interior, sus características funcionales, formales y/o volumétricas.

 

Están incluidas dentro de las reparaciones locativas, entre otras, las siguientes obras: el mantenimiento, la sustitución, restitución o mejoramiento de los materiales de pisos, cielorrasos, enchapes, pintura en general, y la sustitución, mejoramiento o ampliación de redes de instalaciones hidráulicas, sanitarias, eléctricas, telefónicas o de gas.»

 

 

 

CONCLUSIÓN: Reparaciones locativas ☞ NO LICENCIA

                        Modificación estructural o cambio de uso ☞ LICENCIA

 

 

 

 

 

Fuente: https://www.copropiedades.com.co/post/remodelacion-de-bien-privado-cuando-se-requiere-licencia-1

Comparte en redes

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp

Te podría interesar